WhatsApp vs mobiliario urbano

El otro día iba por una calle de Bilbao con la vista levantada hacia el resto de viandantes, cuando de repente vi a una chica dirigirse decidida hacia un poste de señalización de una parada de autobús. Yo pensaba que ese sería el punto de encuentro con quien hubiese quedado, pero por lo visto, cuando ví que se estampaba con el poste y le empezó a gritar a la pantalla de su móvil, deduje que el malvado “wassup” le había distraído para que atentase contra el mobiliario urbano.

peligro contra mobiliario urbano

peligro contra mobiliario urbano

Ciertamente esta aplicación prácticamente gratuita para comunicarse ha supuesto una enorme revolución para las relaciones sociales, pero también creo que en parte se podría comparar con una especie de actividad de alto riesgo. Sí, sí y sí, estoy convencida de que todos nos hemos sentido como Oliver Atom con su balón andando por la calle, subiendo y bajando escaleras, atravesando carreteras, girando en las esquinas, sorteando gente en aceras muy transitadas… y todos con nuestro querido móvil en la mano con una apasionante e impostergable conversación de “wassup”. La diferencia es que en vez de encontrarnos con Benji Price para parar nuestro balón, nos topamos con una farola, un banco, un poste, una pared o una persona enfadada que para nuestra cara con un tortazo.

En serio, ser sinceros, ¿quién no ha hincado el diente o la frente literalmente en alguna farola, semáforo, coche, puerta de ascensor, panel de cristal, una papelera, un pivotito de esos de tamaño gnomo quebrarodillas? Y lo que es peor, ¿conocéis esos pivotes trampososos que funcionan con sensores y que se esconden debajo del suelo para que puedas meter el coche quedándote dentro atrapado sin poder irte a casa?

Tras esta reflexión se me ocurre que las cabezas pensantes creadoras del wassup podrían incluir un sistema de aviso similar al de los coches de aparcado inteligente. De esta forma cabría esperar una tregua entre el “wassup” y el diseño urbano, ya que al acercarnos a los diferentes peligros del mobiliario de la calle, un pí–pí–pí-pí-pí-pí, nos avisaría de posibles peligros.

De hecho, con afán de proteger el mobiliario urbano en algunas ciudades como New York, han probado un innovador sistema para que andar seguro sin dejar de atender al móvil sea posible. Han reunido 60 personas que como lazarillos caminan a dos “patas” con correas de perro, que en lugar de tirar de un trineo lo hacen de un “wassapero” o de un alma enfermizamente enganchada a las redes sociales. Aquí os dejamos un vídeo (fuente Antena 3) para ilustrar los posibles peligros del mobiliario urbano. ¡¡Atención urb&walkers, cuidaros de las amenazas como las fuentes fantasmas o los andenes de tren diagonales!!

¿Qué me decís urb&walkers, alguna vez os habéis peleado o habéis visto a alguien atentar contra el mobiliario urbano por ir enfrascado en el “wassup”?

Anuncios

4 comentarios en “WhatsApp vs mobiliario urbano

  1. Yo a la salida del trabajo hasta que llego a casa estoy ojeando el movil,20 minutos más o menos,facebook,twitter,wathsupp y a veces llego a casa y no he acabado el repaso,quien me lo iba a decir a mi hace un año…

  2. Pingback: Terrazas “de diseño”: creatividad a nivel de calle | urb&walk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s