El verano ha llegado a Urb&Walk

Ya es verano en Urb&Walk

Empieza el verano para Urb&Walk

¿Nos echásteis de menos ayer Urb&Walkers? Seguro que sí. Nuestra ausencia fue justificada y queremos compartir con vosotros una buena noticia: ¡ayer nos licenciamos en el curso de Community Manager y Marketing online del que ha surgido este proyecto! ¡Un hurrah por nosotros! Ese es el motivo por el que durante unas horas nos apartamos del teclado de nuestros ordenadores para celebrar con todos nuestros compañeros.

Hemos querido haceros partícipes de este momento porque habéis estado ahí apoyándonos desde el principio tanto en este blog como en nuestra página de facebook y nuestro perfil de twitter. Por eso, un GRACIAS enorme a todos vosotros. Sin vuestras visitas, vuestros comentarios y vuestros “me gusta” no estaríamos aquí. Así que lo repito: gracias, gracias y mil gracias.

Sigue leyendo

Anuncios

La oruga de Bilbao, velocidad de crucero sobre raíles

Voy a poner a prueba vuestra agudeza y vamos a jugar a las adivinanzas. “Adivina, adivinanza, me muevo mucho de un lado a otro pero no tengo ruedas, reduzco el tiempo de las personas que van de un lugar a otro y a la vez puedo detener el paso a los demás, algunos me llaman la oruga de Bilbao, ¿sabéis quién soy?”

Tranvía de Bilbao (Teatro Arriaga)

Tranvía de Bilbao (Teatro Arriaga)

Efectivamente estoy hablando de la envidia de las ciudades vecinas, del Tranvía de Bilbao. De lo que parecía la búsqueda del tesoro de la Atlántida, surgió un simpático “trenecillo” que viajaba por una calzada ferroviaria atravesando de punta a punta Bilbao, para que los vecinos de Atxuri y de la Casilla pudieran acceder al núcleo urbano de la villa.  Sigue leyendo

Bodegas Urbanas: Vinos de diseño en la ciudad

Bodega Urbana

Bodega Urbana

Queridos Urb&Walkers, hoy no os voy hablar de los últimos diseños urbanos de Bilbao, ni tampoco de los nuevos proyectos para hacer edificios emblemáticos. Hoy toca hablar de mi segundo mayor vicio, el primero es disfrutar de la belleza, las bodegas y sus caldos.

Andaba en busca de un nuevo foulard, que hiciera juego con mi chaqueta de color gris marengo, cuando me topé con un grupo de turistas que estaban observando un escaparate. La curiosidad que llevaba dentro me hizo detenerme a su lado y mirar hacia donde lo estaban haciendo.

¡Imposible! ¡Aquí, en el centro de la ciudad! – fue lo primero que me vino a la cabeza.

Se trataba de una bodega situada en medio de la ciudad. Sigue leyendo

¿Los bidegorris llegan a Oz?

Ayer, invitada por el buen tiempo, no me pude resistir (en un momento de tregua que nos dio la lluvia en Bilbao), así que me calcé las zapatillas rojas y salí en busca de una de esas bicis gratuitas prestadas por el Ayuntamiento de Bilbao. Lo primero era elegir bien el punto entre los 10 que hay: Zorroza, San Ignacio, Deusto, Abando, Indautxu, Casco Viejo, Begoña y Otxarkoaga. Decididamente descarté San Mamés y Moyua, porque las bicis de esos puntos parecen tener alas y son difíciles de atrapar antes de que se escapen.

Un bidegorri dirección a Oz

Un bidegorri dirección a Oz

Me decanté por la de Sani porque sabía que el bidegorri estaba cerca del puesto de bicis, que aunque parezca una tontería, no quería jugar al escondite, quería andar en bici. Lo cierto es, que ya me he pasado alguna vez un buen rato buscando el camino hasta el carril bici, y ¡yo quería aprovechar al máximo mi hora de servicio permitida!

Tan feliz y contenta iba sobre mi bici cuando repentinamente una señora apareció de la nada y ¡por una cana casi me la llevo de merienda en la cestita de la bici!. Desconcertada miré hacia el otro lado y vi que un autobús esperaba tranquilamente con la puerta abierta, entonces lo entendí todo. El bidegorri cortaba el acceso entre la parada de autobús y la carretera, ¡sin haber ningún puente con diseño innovador para ayudarla a cruzar de forma segura!, ¿os lo creéis?. Sigue leyendo

WhatsApp vs mobiliario urbano

El otro día iba por una calle de Bilbao con la vista levantada hacia el resto de viandantes, cuando de repente vi a una chica dirigirse decidida hacia un poste de señalización de una parada de autobús. Yo pensaba que ese sería el punto de encuentro con quien hubiese quedado, pero por lo visto, cuando ví que se estampaba con el poste y le empezó a gritar a la pantalla de su móvil, deduje que el malvado “wassup” le había distraído para que atentase contra el mobiliario urbano.

peligro contra mobiliario urbano

peligro contra mobiliario urbano

Ciertamente esta aplicación prácticamente gratuita para comunicarse ha supuesto una enorme revolución para las relaciones sociales, pero también creo que en parte se podría comparar con una especie de actividad de alto riesgo. Sí, sí y sí, estoy convencida de que todos nos hemos sentido como Oliver Atom con su balón andando por la calle, subiendo y bajando escaleras, atravesando carreteras, girando en las esquinas, sorteando gente en aceras muy transitadas… y todos con nuestro querido móvil en la mano con una apasionante e impostergable conversación de “wassup”. La diferencia es que en vez de encontrarnos con Benji Price para parar nuestro balón, nos topamos con una farola, un banco, un poste, una pared o una persona enfadada que para nuestra cara con un tortazo. Sigue leyendo