Crónica Social. Bodas “de diseño”

¡Estamos de enhorabuena!

Queridos Urb&walkers,

Entrada Basílica de Begoña

Entrada a la Basílica de Begoña

Como si un Luis Mariñas cualquiera fuera me complace anunciar que durante el fin de semana que hemos dejado atrás ha acontecido uno de los eventos más importantes para uno de los integrantes de este humilde equipo. Nuestra querida Guindy ha decidido emprender una de las mejores y más importantes aventuras de su vida. !Se nos ha casado!

Sigue leyendo

Zonas peatonales. Ginkanas urbanas.

Desde siempre me ha gustado pasear, sobre todo por rutas de montaña. He intentado mantener esta afición lo máximo posible pero hacerse mayor no solo te proporciona sabiduría, también merma la capacidad de realizar esfuerzos más allá del intelectual. Es por ello que he colgado definitivamente las botas de monte sustituyendolas por unas zapatillas de “running” de Declathon último modelo.

Plaza Campuzano

Plaza Campuzano

Muchos pensaréis que no es lo mismo y efectivamente os tengo que dar la razón, pero también deberéis reconocer que ahora es mucho más agradable pasear por la ciudad que antes. Gracias a todos los cambios que ha sufrido Bilbao en los últimos años hemos descubierto nuevas zonas de paseo, sacado de la nada nuevas calles e incluso creado un nuevo barrio.

Además, desde hace un tiempo el Ayuntamiento nos está poniendo más fácil pasear por nuestra noble Villa poniendo en práctica una nueva moda que está arrasando en muchas ciudades: la peatonalización de calles. Sigue leyendo

¡Dónde está el dinero matarile rile rile…!

¡Qué tiempos aquellos! Es la frase que me ronda la cabeza cada vez que recuerdo las andanzas por el mundo de un presidente del gobierno español anunciando a bombo y platillo el crecimiento de nuestro gran país. Tiempos en que nos creímos que todo el mundo podría comprarse un cochazo o que nos podríamos cambiar de casa cada 4 años haciendo negocio.

Sigue leyendo

Colgados de un puente

¿A cuántos de vosotros, queridos urb&walkers, os hace la vida más fácil un iphone? Evidentemente a todos aquellos que habéis respondido afirmativamente estaréis de acuerdo conmigo que si no hubiera existido un visionario como Steve Jobs posiblemente no tendríamos en nuestras manos este aparato tal y como lo conocemos. Pero antes que Steve Jobs hubo muchos otros visionarios, mundialmente conocidos como desconocidos . El post de hoy trata de uno de los desconocidos, Alberto de Palacio y de su visión, el primer puente transbordador del mundo, el Puente Colgante de Vizcaya.

Sigue leyendo

Cambiando el genoma de Bilbao

Uno de los síntomas por los que me he dado cuenta de que me estoy haciendo mayor es el considerar que el tiempo pasado siempre fue mejor.

Analizar de forma crítica cada cosa que veo es otro de mis grandes hobbies y tengo que reconocer que me gusta mucho. Bajo este prisma crítico he ido viendo como Bilbao ha ido cambiando desde la inauguración de nuestro queridísimo Museo Guggenheim Bilbao y tengo que reconocer que ha roto todos mis esquemas.

Muelle de Abandoibarra

Muelle de Abandoibarra

Sigue leyendo

Pasatiempos urbanos. Las 7 diferencias

Como buen amante del cine que soy me echo a temblar cada vez que veo el número 2 en el cartel de una película o el anuncio a bombo y platillo de un “remake”. Desde que tengo uso de razón existe una ley no escrita que determina que las segundas partes nunca fueron buenas.

Puente Tercer Milenio. Zaragoza

¿Zaragoza o Sevilla?

Esta ley parece que no se aplica a la arquitectura. Vengo observando desde hace tiempo que cualquier ciudad que se precie tiene su propio edificio emblemático alterando el ecosistema de su skyline. Todas ellas han contratado a arquitectos o estudios de arquitectura de gran renombre, no sólo para diseñar espacios singulares y vistosos, sino también para ser promocionados gracias al éxito internacional de estos arquitectos.

Sigue leyendo

La luz al final del túnel

Queridos urb&walkers, puede que el título de este post pueda confundiros y que os preguntéis qué relación tiene la muerte con el diseño urbano. Evidentemente ninguna. Tampoco penséis que empiezo a chochear ni nada por el estilo. Todo tiene su porqué y os lo voy a relatar.

Todo aconteció el sábado de la semana pasada cuando, tras finalizar mis ejercicios matutinos en uno de estos gimnasios al aire libre, mi mujer me anunció su intención de “dar un paseo” por el Ikea. Acepté con la resignación característica de una matrimonio de más de 40 años y nos fuimos pa´ allá.

Tras la experiencia religiosa de recorrer largos pasillos llenos de muebles y menaje de hogar, pararme en cada exposición y sortear a hordas de gente, nos dispusimos a regresar con el maletero lleno cuando recordé que esa misma mañana se había abierto al público los nuevos accesos a Bilbao. ¡Qué mejor forma de terminar una “gran mañana” que saciando mi curiosidad! pensé para mis adentros. Pues allá que fuimos.

Sigue leyendo