WhatsApp vs mobiliario urbano

El otro día iba por una calle de Bilbao con la vista levantada hacia el resto de viandantes, cuando de repente vi a una chica dirigirse decidida hacia un poste de señalización de una parada de autobús. Yo pensaba que ese sería el punto de encuentro con quien hubiese quedado, pero por lo visto, cuando ví que se estampaba con el poste y le empezó a gritar a la pantalla de su móvil, deduje que el malvado “wassup” le había distraído para que atentase contra el mobiliario urbano.

peligro contra mobiliario urbano

peligro contra mobiliario urbano

Ciertamente esta aplicación prácticamente gratuita para comunicarse ha supuesto una enorme revolución para las relaciones sociales, pero también creo que en parte se podría comparar con una especie de actividad de alto riesgo. Sí, sí y sí, estoy convencida de que todos nos hemos sentido como Oliver Atom con su balón andando por la calle, subiendo y bajando escaleras, atravesando carreteras, girando en las esquinas, sorteando gente en aceras muy transitadas… y todos con nuestro querido móvil en la mano con una apasionante e impostergable conversación de “wassup”. La diferencia es que en vez de encontrarnos con Benji Price para parar nuestro balón, nos topamos con una farola, un banco, un poste, una pared o una persona enfadada que para nuestra cara con un tortazo. Sigue leyendo

Anuncios