Tokyo, pura innovación: De los baños a los parkings pasando por sus edificios

Japón es un mundo diferente. Eso lo sabemos todos. Y su capital, Tokyo, un universo paralelo en el que te sientes como en casa pero una versión más brillante, desarrollada y moderna llena de luces, colores y diseños inverosímiles. Vamos, como si te tomas un tripi que convierte tu ciudad en un caleidoscopio.

No voy a hablaros de los típicos lugares turísticos que podéis visitar, ni los mejores restaurantes en los que comer. Hoy voy a hablar de algunas de las curiosidades urbanas que yo descubrí y fotografié en mi visita. Como por ejemplo los dobles aparcamientos. Si os gusta habrá una segunda parte.

Aparcamiento_Tokyo

Aparcamiento doble en Tokyo

Con una población de más de 13 millones de personas y callejuelas en las que es imposible circular, el espacio obviamente escasea y los tokyotas han buscado toda una batería de soluciones de diseño para aprovecharlo al máximo. No solo fabrican coches y furgonetas más estrechos que el resto del mundo si no que tanto en los aparcamientos públicos como en los hogares han encontrado la solución para aparcar dos coches en el espacio de uno: montar un coche encima de otro. Sí, como lo oís. Con una estructura metálica consiguen ganar en altura lo que les falta en espacio a ras de suelo. Yo solo digo que como a alguien se le olvide poner el freno de mano… menudo susto.

Otra de las cosas que me llamó la atención fue el diseño de los edificios. Son todos muy altos y estrechitos y nunca se tocan con el de al lado. Siempre hay como mínimo un metro de separación entre ellos. Llegamos a la conclusión que esto no es porque no quieran tener nada que ver con el edificio de al lado o porque sean antisociales, si no que está diseñado para evitar catástrofes derivadas de los múltiples terremotos que sufre el país.

baños_inteligentes_tokyo

Baño inteligente en Tokyo

Y por último, podéis llamarme simple, pero mi descubrimiento favorito fueron los baños inteligentes. ¡Estos japoneses son la leche! Elevan al máximo su obsesión por la funcionalidad y los wc´s son una maravilla del diseño que hacen que disfrutes como nunca de la experiencia. El asiento se calienta a la temperatura que tú regulas, puedes poner ruidos de fondo para que los demás usuarios no oigan qué haces, cuando terminas puedes limpiarte con un chorrito de agua (con temperatura regulable también) y secarte con un chorro de aire. No solo son funcionales, si no que también mucho más higiénicos al limitar el contacto. Aquí os dejo un pequeño vídeo mostrando cómo funciona este invento.

¿Qué os parece Urb&Walkers? ¿No son originales buscando soluciones los japoneses? ¿Os gustaría que importasemos alguna de estas ideas? ¿Se os ocurre alguna variación para hacerlas más “de casa”?

Anuncios