Adelante y atrás… ¡ama déjame un rato más!

Aún recuerdo mi infancia en días como hoy -soleados al fin, ¡gracias!- en los que salía al parque a jugar en los columpios. Quien más o menos seguro que recordará lo que le gustaba balancearse, jugar al sube y baja o dar vueltas rozando la locura en busca de la máxima velocidad. Pensando en esto, me doy cuenta de lo que ha evolucionado el diseño de columpios.

Columpio Barco en Arrigorriaga

Columpio Barco en Arrigorriaga

Seguro que los más mayores recuerdan esos columpios de madera e incluso de hierro sin pintar cuyo diseño funcional lo era todo, eran elementos que en cierto modo se fusionaban con el resto del mobiliario urbano como farolas, paradas de autobús, bancos, etc. La verdad que estos columpios se integraban perfectamente como parte del decorado de las escenas  cinematográficas de terror, ¿os acordáis?, ¡que miedito, ya estoy oyendo la músiquilla de tensión!  

Como en todo, el paso del tiempo ha marcado un antes y un después en el diseño urbano de los parques de juegos. Si no vuestras mentes, seguro que vuestras rodillas recuerdan esos terrenos de arenilla y piedra tan simpáticos que invitaban a tus rodillas a quedarse con ellos como souvenir de tu visita a los columpios.

Ahora, los columpios no son un mero diseño funcional en el que los niños puedan divertirse, sino que pasan a convertirse en verdaderas obras de arte en las que prima su diseño innovador, a la vez que mejoran el diseño funcional en pro de que todos los “peques” vuelvan a casa con sus rodillas y codos prácticamente intactos.

El primer cambio que recuerdo en el diseño de los parques de juegos fue la llegada alegre del color que camuflaba esas barras y asientos de caucho, madera y de hierro. Posteriormente se fueron incorporando accesorios a los parques, ya no era suficiente con el balancín y la palanca “sube y baja”, teníamos puentes, pasarelas, minicasas (en las que todo era puertas y ventanas), anillas y algunas cosas más. En este momento fue cuando se introdujeron otros materiales para diseñar el mobiliario del parque, dejando de un lado el hierro y la madera para pasar al plástico.

Columpios volando sobre el agua

Columpios volando sobre el agua

Volviendo a los diseños más propios de la calle,  los parques de columpios pasaban a convertirse templos de juego en los que pasar horas y horas dejándote la piel, con sangre y sudor (literalmente). Entonces alguien pensó, “¡qué monos están los niños jugando en mi casa sobre la alfombra!, ¡no se rompen los pantalones ni las rodillas y son tan felices! Y, ¿si ponemos un suelo blando para que los niños no se coman las piedras y la arena con todas las partes de su cuerpo? Incluso a alguien como alternativa para evitar los peligros del suelo se le ha ocurrido colocar los columpios suspendidos sobre el agua. ¡Qué refrescante poder mojarte los pinreles entre balanceo y balanceo!

Una vez más echando la vista atrás podemos ver cómo ha cambiado totalmente el diseño funcional del terreno de juego, ya no son recintos austeros, fríos y poco atractivos. No, ahora, son templos de juegos donde las formas y colores destacan mezclando un diseño funcional  y un diseño innovador, convirtiéndose en una invitación irresistible para los más peques y sus cuidadores, ya que el suelo gomoso protege las rodillas que en nuestros tiempos no pudieron proteger.

Ann Hamilton en Wade Thompson Drill NY

Ann Hamilton en Wade Thompson Drill NY

Antes de terminar me gustaría aprovechar para hacer una mención especial a uno de los columpios más originales que he podido encontrar buscando y buscando a lo largo y ancho de este mundo. Se trata de una creación de la diseñadora Ann Hamilton quien se ha propuesto hacer un campo de columpios suspendidos como péndulos. Estos se balancean bajo sonidos, lecturas y otros elementos dinámicos que convierten este familiar juego en algo único y experiencial.

¿Qué opináis urb&walkers de la evolución de los parques de juegos?, ¿os gustan sus nuevas formas y variaciones?, ¿conocéis algún parque o columpio con diseño innovador o curioso? Estaremos encantados de saber de estas curiosas construcciones o ver vuestras imágenes de parques de juegos originales (podéis enviarlas a urbandthink@gmail.com y las publicaremos en la Web mencionando lo que nos contéis).

Anuncios

4 comentarios en “Adelante y atrás… ¡ama déjame un rato más!

  1. Yo creo que viendo hacía donde avanza el tema al final hasta los acabaran prohibiendo, no vaya a ser que algún niño se caiga…
    Si nosotros hemos sobrevivido a los columpios oxidados y astillados que se tiraban años así y al suelo de gravilla, no creo que pase nada por dejar que se diviertan un poco. No me extrañaría ver un día un niño montado en un columpio con casco jeje.
    Eso si, el diseño es mono,aunque es verdad que son todos demasiado similares.

    • Eso parece que en general todos los elementos destinados a los más pequeños van incorporando mejoras especialmente en protección. Yo ya me veo cualquier día andando por la calle y viendo parques de columpios llenos de bolas y con espuma de colores para que jueguen los peques. La verdad que ahora las rodilleras cosidas en los vaqueros y los chándal no son una imagen tan común.

  2. A mi me gustan cuando crean un ambiente y no son varios elementos desperdigados. Como los de Olabeaga, que representan distintas embarcaciones. Además, ese parque, tiene dos niveles y un tobogán muy largo y en tubo que no sólo llama la atención de los más pequeños… No es que yo me haya tirado, me ha contado un amigo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s