La belleza oculta de las ciudades

Hola queridos Urb&Walkers. ¿Qué tal os ha ido la semana? Espero que la hayáis disfrutado, tal y como he hecho yo, que he asistido a dos inaguraciones en Bilbao. Una nueva tienda de moda para hombres y otra de cremas para el cutis. Las dos de lo más fashion.

Pero hoy no os voy a hablar de ellas, ya tendremos tiempo, sino de la capacidad que tenemos las personas de mirar y no ver.

Casa de los Aldeanos en Indautxu, Bilbao

Casa de los Aldeanos en Bilbao

¿Cuantos edificios emblemáticos hay que pasan desapercibidos a nuestros ojos?

¿Cuántas curiosidades, historias se esconden tras las paredes de las casas que nos rodean cada día?

En cambio, cuando nos trasformamos en turistas, y visitamos otras urbes, buscamos, recorremos, devoramos todos y cada uno de los diseños urbanísticos que nos ofrece dicha ciudad.

Os planteo un pequeño paseo por algunas de estos lugares de Bilbao, olvidados por nuestro día a día y que están llenos de belleza e historias.

La primera parada nos lleva al barrio de Irala.

Situado a la vera de la plaza de toros de Vista Alegre, se trata de un conjunto de quince calles, conjuntos de chalets, villas.

Casas de colores - Irala

Casas de colores – Irala

Debe su nombre a Juan José Irala, empresario imbuido del espíritu reformador, higienista y ruralizante de los urbanistas de la época. Creyente de que Bilbao, de principios del siglo XX, estaba abocado al caos urbanístico, le llevó a realizar su gran proyecto social. La construcción, en 1902, de la nueva fábrica de la Compañía de Molinería y Panificación Harino Panadera y su barriada para los trabajadores, con un diseño rural pero sin abandonar los beneficios de la urbe. La aldea dentro de la ciudad.

Testigos de estos orígenes son las casas de estilo inglés que se levantan en la avenida Zuberoa y en la calle Baiona, rehabilitadas en su mayoría y que forman un original mosaico gracias a sus fachadas pintadas en llamativos colores.

La segunda parada del post de hoy, nos lleva al otro lado de la ría, al número 10 de la Avenida de las Universidades, a las dos casas de “La Cava”.

Las casas de la Cava son dos casas casi gemelas, que construyeron y ocuparon, en 1869, las familias Vilallonga e Ybarra. Se trata de dos edificios que combinan elementos arquitectónicos de distintas procedencias.

Casas de la Cava, Bilbao

Casas de la Cava

Destaca el acceso por la escalinata que da paso a un amplio vestíbulo revestido con zócalo de madera oscura e iluminado por una vidriera de gran belleza. El despacho de Don José, marido de Rafaela, que conserva sus muebles originales y el salón, utilizado en su época para las reuniones y las fiestas sociales, que aún contiene dos consolas doradas y una sillería de estilo Luis XV. Merece también la pena destacar el salón comedor, las capillas con sus vidrieras, los amplios ventanales y los jardines que las rodean.

En el edificio más alejado de Deusto vivió y murió Rafaela Ybarra.

Esta bilbaína nacida un 16 de Enero de 1.843, esposa de José Villalonga y madre de 7 hijos fue la fundadora de la Congregación de los Santos Angeles Custodios. Fue beatificada el 30 de septiembre de 1.984 por el Papa Juan Pablo II y actualmente se encuentra en proceso de canonización.

Promovió pisos para acoger a las niñas y jóvenes desamparadas de las familias en plena industrialización de Bilbao y talleres para su

Casa Cava Vilallonga

Casa Cava Vilallonga

formación y sustento. Al mismo tiempo, impulsó la creación de numerosas instituciones de protección a la mujer.

Y esto solo don dos pequeñas muestras de la historia y del diseño urbano que nos rodea, y que no somos capaces de ver.

¿Os animáis a indicarme otros ejemplos de edificios emblemáticos de vuestras ciudades que pasan desapercibidos, queridos Urb&Walker?

Y hoy me quiero despedir con un consejo.

“La belleza está a nuestro alrededor, pero para poder verla hay que pararse y olvidarse por unos segundos de tus preocupaciones, tan solo mirar y ver lo que nos están mostrando, diciendo esas ciudades en las que vivimos.”

Anuncios

2 comentarios en “La belleza oculta de las ciudades

  1. Cuando visitamos una ciudad nueva, normalmente por unos pocos días, intentamos empaparnos de ella al máximo y conocer sus sitios mas emblemáticos, pero siempre se nos queda la sensación de que nos quedó demasiado por ver. En cambio aquí tenemos todo el tiempo del mundo y normalmente no hacemos nada por conocer lo que tenemos cerca.
    Tu ya has puesto tu granito de arena para remediar esto…
    Un saludo.

    • Muchas gracias por el comentario, con el que no puedo estar más de acuerdo. Antes de escribir este post hice una pequeña encuesta, sobre edificios de Bilbao, a mi cuadrilla y el resultado fue de lo mas desalentador. ¡Cuantas cosas no sabíamos! Y eso que somos de Bilbao.

      Aprovecho para seguir animando al resto de Urba&Walkers a descubrir lo que tenemos tan cerca. Además en tiempos de crisis es mucho más económico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s