Culturistas de ciudad

Desde hace unos cuantos años vengo observando que en muchas ciudades y pueblos han instalado unos nuevos parques de juegos de los que no logro identificar su función.

Un día, picado por la curiosidad, decidí salir del Centro de Jubilados, con una partida a medias al mus, dirección al “Parque de los patos” de Bilbao y me aventuré a investigar esos aparatos de formas irregulares y colores vivos. Según me acercaba a ellos, decidí jugar conmigo mismo a adivinar el uso, limpié mis gafas e intenté agudizar la vista. Por más que caminaba hacia ellos no era capaz de encontrarles un uso racional, salvo semejanzas a elementos de tortura utilizados por Torquemada que ví en un libro sobre la Inquisición.

Gimnasios en la calle

Gimnasios en la calle

Con la mirada perdida ensimismado en mis pensamientos me topé de bruces con un cartel, que con una tipografía muy bonita y letras grandes ponía: Gimnasio para la tercera edad. ¡Casi se me caen las gafas al suelo!. Y yo pensando que eran columpios para niños.

Tras recuperarme de la sorpresa inicial continué leyendo otro cartel anexo al primero donde aparecían de forma gráfica, las instrucciones de uso de cada uno de los aparatos. En ese mismo momento y tras dar una vuelta por el recinto en cuestión revisando el diseño de cada aparato se me ocurrió la gran idea de llamar a mi cuadrilla de jubiletas para proponerles una ginkana deportiva al día siguiente. Eso sí, de la forma en la que un bilbaíno que se precie no puede rechazar ¡No hay huevos!

De vuelta a casa, con una sonrisa entre dientes, me imaginaba al día siguiente como Arnold Schwarzenegger en sus tiempos mozos haciendo pesas en plena calle.

Llegó el día siguiente y con la puntualidad de un Lord británico llegué a la hora acordada. Cual fue mi sorpresa que aquella propuesta había convocado a todo el centro de Jubilados. Hubiese jurado que más de uno no tenía piernas debajo del tapete de mus.

Estábamos de foto, parecíamos una clase de aerobic de Eva Nasarre. Cada uno teníamos el arco iris incrustado en el chándal. ¡Qué mal ha hecho el Lidl a este país!

Para darle un poco más de vida al asunto decidimos apostar un poco de dinero (espero que esto no lo lea un inspector de Hacienda y nos multe como a los jubilados del bingo) y comenzamos la competición.

Jubileta acción

Jubileta en acción

Tras media hora y un gran esfuerzo pasando por máquinas de tortura como los rodillos, espalderas del infierno, volantes de coche que giran sin fin, máquinas de remo y bicicletas estáticas los participantes fueron abandonando hasta que quedaron únicamente los dos de siempre, Patxi y Txema. ¡Cómo se nota que ellos tienen seguro privado! Como son dos cabezotas se decidió, para que no se hiciera tarde, repartir el premio y así evitar lesiones por esfuerzo innecesarias.

Esta historia sucedió el lunes pasado. A día de hoy no he podido levantarme de la cama de las agujetas que tengo, al igual que el resto de compañeros de aventuras.

Considero muy positiva la instalación de estos gimnasios al aire libre para que la gente mayor pueda ejercitarse y evite el sedentarismo, pero tras recuperarme del esfuerzo me asaltan varias preguntas:

¿Está regulado el diseño de estos aparatos?

¿Sería necesaria más información sobre el uso de los mismos?

¿Deberían de estar supervisados?

¿Qué opinión tenéis vosotros, urb&walkers, respecto a estos gimnasios al aire libre?

Anuncios

Un comentario en “Culturistas de ciudad

  1. Me parece buena idea, pero no queda visualmente elegante el tener jubilados con 65 tacos como Stallone o Schwarzennager. Mejor que Azkuna ponga gimnasios reales al aire libre como en California, Brasil… por ejemplo en el paseo de Uribitarte, asi la gente jóven en paro se ahorra el dinerillo y tendrá un magnífico tipito que lucir en el centro de Bilbao para alegrar la vista a locales y visitantes. La imagen de Bilbao ganaría mucho e igual alguno podría conseguir trabajo de ésta manera, ya que está visto que mediante los estudios es imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s